Categoría: Terapias

Fundació S’Hort Vell

Jazz & Kigali (2023) (1000x667)

OBJETIVOS DE LA INSTITUCIÓN

Son objetivos de la Fundació S’HORT VELL impulsar, crear, fomentar, investigar y gestionar proyectos educativos y terapéuticos asistidos con caballos y perros, dirigidos a personas de todas las edades y capacidades, con especial atención a los niños, jóvenes y personas con diversidad funcional, en el ámbito privado de la educación formal e informal, desde el respeto a los animales y al entorno natural, cubriendo un espacio educativo casi inexistente, de interés general, para promover el bienestar humano, el bienestar animal y la investigación en este campo (art. 7 Estatutos).

FUNDAMENTOS DE LOS PROYECTOS Y ACTIVIDADES

El vínculo humano-animal, es la clave del éxito de cualquier intervención asistida con animales 

La relación con los animales ofrece siempre al humano la capacidad de conocer y la posibilidad de comprender otro tipo de compañía, otro lenguaje, otras necesidades vitales, otras emociones, la atención hacia un ser diferente, el interés por él… todo ello abre y mantiene una posición de asombro. Es en este punto cuando el profesional de las IAA (Intervenciones Asistidas con Animales), experto conocedor del recurso que el animal representa en su trabajo, puede crear y seguir un proyecto ya sea docente o terapéutico. El animal será su mejor facilitador.

Por ejemplo, en una clase de equitación, toda la atención está proyectada en el caballo/poni y las observaciones del técnico monitor son escuchadas con interés, y se llevan a cabo con ilusión; en un proyecto de movilidad reducida, cualquier ejercicio con el animal que proponga el fisioterapeuta se realiza con más ganas, se produce motivación incluso en casos de ejercicios que impliquen un esfuerzo i/o molestia; en el ámbito de la atención o de diferentes patologías cognitivas, el psicólogo o pedagogo tendrá en el animal, ya sea perro o caballo, el mejor aliado para poder desarrollar la sesión: en todo caso, atención garantizada, elemento de comunicación seguro

Bienestar animal. ¿Cómo nos lo definirían ellos? 

Frecuentemente, cuando un humano, que dice amar a los animales, y seguramente es cierto, habla del bienestar animal, lo ve siempre con los ojos y la experiencia humanos y, por tanto, bajo el prisma de sus necesidades humanas.  

Es preciso tener la seguridad de que el concepto de bienestar animal no solo cubra las necesidades de cobijo, alimentación y cuidados veterinarios, sino que ahonde en las verdaderas necesidades, de compañía, de cómo sería su vida en la naturaleza, de comunicación con otros de su especie, de comunicación con el humano… 

El animal desde un punto de vista holístico 

Para tener la seguridad de que se le ofrece un bienestar real, Fundació S’HORT VELL profundiza en su etología, intenta entender y respetar su lenguaje, sus características mentales y físicas a la hora de entrenarlo o de pedirle colaboración en actividades que le sean posibles mental y morfológicamente hablando, así como conocer su capacidad emocional, con cuidado de no transgredirla en el manejo cotidiano. Se empatiza con su comportamiento, con comprensión, considerándolo como lo que realmente es: un compañero de trabajo y vida.  

Bienestar humano a través de la relación con animales 

Fundació S’HORT VELL plantea siempre sus proyectos y programas con el conocimiento y la aplicación de la interacción de los animales con los humanos. Existen evidencias claras de que esta relación favorece el autoconocimiento y la autoestima, aún en los casos de patologías complejas, siempre con la intervención de profesionales especialmente preparados para el trabajo con animales.  

Veamos algunos ejemplos de evidencia del bienestar que se genera en los usuarios: 

  • En un ejercicio de lectoescritura en el que un perro actúa como avisador de la posible falta se motiva al niño a esforzarse y la actuación del perro que avisa de un error, en lugar de ser recibida con negatividad, hace sonreír al niño, que seguirá leyendo. Se siente bien. 
  • Un niño con dificultad de concentración sujeto a su propia necesidad de movimiento puede centrarse en el cuidado de un perro, si sabe que después podrá dar un paseo con él, acompañado del profesional que dirige la sesión. Este conseguirá, con la ayuda del animal, que el niño se centre durante estas secuencias, y que disfrute de la calma que ello conlleva. Se siente bien
  • A un paciente de salud mental, siempre bajo el cuidado y los apercibimientos de otra persona, se le pide que se ocupe de otro ser, que depende durante un tiempo de su atención y cuidados. El caballo o le perro lo escuchará sin pedirle nada, sin reprocharle nada, lo reconocerá en una próxima sesión, obedecerá sus peticiones, por tanto, se comunicará y recibirá una respuesta positiva. Se siente bien. 

Intervenciones Asistidas con Animales, IAA (perros y caballos)

IAA en S'Hort Vell (destacada)

El vínculo humano-animal es la clave del éxito de cualquier intervención asistida con animales

La relación con los animales ofrece siempre al humano la capacidad de conocer y la posibilidad de comprender otro tipo de compañía, otro lenguaje, otras necesidades vitales, otras emociones, la atención hacia un ser diferente, el interés por él… Todo ello abre y mantiene una posición de asombro, y es en este punto cuando el profesional de las IAA (Intervenciones Asistidas con Animales), experto conocedor del recurso que el animal representa en su trabajo, puede elaborar y desarrollar un proyecto, ya sea docente o terapéutico.

El animal será su mejor facilitador, p.e. si se trata de un proyecto de movilidad reducida, cualquier ejercicio con el animal que proponga el fisioterapeuta, se realiza con más ganas porque la ilusión motiva incluso en casos de ejercicios que impliquen un esfuerzo y/o molestia. En el ámbito de la atención o de diferentes patologías cognitivas, el psicólogo o el pedagogo tendrá en el animal ya sea perro o caballo el mejor aliado para poder desarrollar la sesión: atención garantizada, elemento de comunicación seguro.

Fundació S’HORT VELL es consciente de que para poder desarrollar las actividades con animales que se pretenden en su formulación como Fundación, precisa, y dispone, de un equipo multidisciplinar con una capacidad legal y real para llevar a cabo el trabajo con perros y caballos en las distintas áreas en las que radican sus proyectos; un equipo capaz de crear y desarrollar sesiones dinámicas en las que el animal, como facilitador, potencie el esfuerzo que realizan durante la sesión tanto el usuario como el propio profesional; y todo ello con alegría, complicidad y ganas de seguir adelante. Una de las características en que coinciden todos los profesionales de las intervenciones es la fácil fidelización de los usuarios.

Ámbito escolar o educativo

Equitación consciente, desarrollada por técnicos deportivos en Hípica:

  • Formación para niños, adolescentes y adultos. Base de la actividad de Fundació S’HORT VELL en el mundo de la equitación.

Proyectos con centros educativos, desarrollados por profesionales titulados con las especializaciones de postgrado:

  • Colaboración con centros educativos: los profesionales se desplazan al centro, con el equipo canino, previa preparación del programa; el centro indica sus necesidades y Fundació S’HORT VELL, elabora el proyecto a seguir con adaptación del tiempo, el número de participantes, los recursos y las expectativas manifestadas.
  • Visita de centros educativos a las instalaciones de Fundació S’HORT VELL, que dispone de varios programas adaptados a las edades y niveles para que la visita resulte pedagógicamente interesante y divertida. Pueden colaborar ponis, caballos y perros según las edades y el programa elegido.
  • Programas de educación emocional; reconocimiento y gestión de emociones: se trata de proyectos adaptados a las necesidades del centro que lo requiere, y pueden trabajarse con perros y/o caballos/ponis dependiendo de la edad y los requerimientos planteados.

Ámbito de la diversidad funcional

Este es un amplio campo que a continuación clasificamos con el fin de agrupar de forma coherente las posibilidades que ofrecen las IAA:

Área motriz

El caballo, ofrece al fisioterapeuta la posibilidad de trabajar y fomentar el equilibrio, la coordinación, el esquema corporal, la estimulación sensorial, la regulación del tono muscular

Teniendo en cuenta que el movimiento del caballo al paso reproduce impulsos eléctricos asimilables a la marcha humana en bipedestación, para personas que están obligadas a permanecer y desplazarse en silla de ruedas, el caballo posibilita ejercitar una parte de la musculatura que normalmente permanece inmóvil.

En cualquier ejercicio preparado para ejercitar diferentes partes del cuerpo con el estímulo que representa el caballo, el profesional consigue mayor interés por parte del usuario. A ello hay que añadir la temperatura corporal del caballo y su propio movimiento, siempre al paso, que suma al ejercicio la parte lúdica de montar, y un componente de autoestima, ya que en el desarrollo de los ejercicios montando el usuario se encuentra a la misma altura que el resto de personas que montan y, en la mayoría de casos, más alto que las personas de pie, circunstancia que no sucede cuando permanecen en la silla de ruedas.

Área sensoriomotora

El trabajo con los animales reporta beneficios como la estimulación sensorial y la motricidad; disminuye la tensión arterial y la frecuencia cardíaca; fomenta la coordinación oculomotora, etc.

El animal como motivador, ya sea perro o caballo, resulta un recurso muy potente y las dinámicas que se utilizan son ayudas muy útiles para el profesional, siempre en contacto con el animal, en un espacio abierto, natural y enriquecedor.

En el ámbito de la rehabilitación física el traumatólogo, el fisioterapeuta, cualquier profesional de la medicina física, tendrá en el animal, ya sea perro o caballo, el mejor aliado para poder desarrollar la sesión. Insistimos: atención garantizada, elemento de comunicación seguro.

Área cognitiva

En los casos de retraso madurativo, la estimulación que representan los animales para el usuario hace más fácil el trabajo del profesional, resulta más divertido para el usuario y la terapia resulta, normalmente, relajante y creadora de bienestar.

Los ejercicios de memoria a corto y largo plazo en geriatría, por ejemplo, son divertidos y ayudan a la participación del grupo en el desarrollo de la dinámica. El contacto con los animales en el colectivo de residencias de personas mayores es manifiestamente gratificante para ellas y para los profesionales; al entrar el perro, puede observarse el cambio de actitud: los usuarios están más activos, más atentos, más comunicativos, con más ganas de participar.

En el campo del trastorno mental, aún en los casos graves, el contacto con el animal crea una tendencia a la comunicación y, con ella, a la apertura, circunstancias que gestionadas por el profesional resultan sumamente provechosas para la terapia. Una vez más, el animal actúa de facilitador.

En el ámbito de la atención o de diferentes patologías cognitivas, el psicólogo o el pedagogo tendrá en el animal, ya sea perro o caballo, el mejor aliado para poder desarrollar la sesión (atención garantizada, elemento de comunicación seguro).

Ámbito social

El educador social, el integrador social, el psicólogo, cualquier profesional de la medicina que se dedique al área social, puede constatar fácilmente la bondad del trabajo con animales. Sean adolescentes con problemas de integración, adicciones, comunicación, trastornos alimentarios, acoso escolar; o adultos con depresión, ansiedad, estrés

Existe una amplia experiencia del trabajo con caballos llevado a cabo por profesionales especializados con resultados muy apreciables. La ventaja resulta del hecho que no tienen características que les impidan integrarse, en poco tiempo, en grupos no diagnosticados; la normalización facilitada por el grupo ayuda al trabajo profesional. El caballo actúa como facilitador, una vez más.

El caballo de intervención como recurso profesional

Fundació S’HORT VELL se ubica en un entorno natural, privilegiado, que los humanos comparten con otros seres vivos.

Desde el primer momento se crea un vínculo entre la persona y los caballos. Para reforzarlo, es preciso leer sus movimientos y respuestas ante cualquier tipo de estímulo, observándolos, tratando de empatizar y sobre todo de estudiar su etología. Los caballos, a pesar de haber sido domesticados hace siglos, aún conservan su unión con la naturaleza y, por ello, son capaces de identificar en el humano su verdadero estado de ánimo. Al adquirir la habilidad de entenderlos se puede identificar qué necesidades tienen, y expresarles qué necesidades tiene el humano para sentirse bien, en conexión.

Al seleccionar un caballo de intervención se tiene en cuenta su alzada, normalmente entre 1,50 y 1,60 a la cruz, para facilitar el trabajo del profesional en el caso de precisar un contacto con el usuario; un carácter tranquilo, seguro, sin miedos; su movimiento al paso, más ondulado o más perpendicular. Estas observaciones son muy importantes en las terapias con personas con dificultades motoras. Además, debe tener una capacidad de aprendizaje y comunicación con el humano y una confianza que le permita admitir actitudes, a veces de difícil comprensión, como pueden ser las estereotipias, las modulaciones extrañas de voz, etc.

El perro de intervención como recurso profesional

Los perros de Fundació S’HORT VELL viven juntos, en manada, en el mismo entorno que los caballos y gozan de idénticos cuidados. Están entrenados para realizar diversas actividades, tanto en el centro como en los centros escolares, residencias, hospitales etc., a los que se desplazan, junto con el profesional.

Los perros son proactivos y tienen una facilidad natural para establecer un vínculo con las personas en especial con niños y ancianos, favoreciendo el estímulo y la motivación. El perro puede desplazarse con facilidad. Este hecho posibilita que sean un recurso muy accesible en el aula.

El perro es un ser vivo con un potencial capaz de emocionar y, en consecuencia, motivar a los niños y establecer un vínculo con ellos. La motivación favorece el aprendizaje. Esta motivación facilita al profesor/educador trabajar objetivos concretos y previamente formulados, a través de la integración profesionalizada del perro en el aula.

Los perros de intervención para proyectos educativos, sociales o terapéuticos, se seleccionan; deben tener una serie de cualidades y ser capaces de recibir un nivel alto de entrenamiento que debe mantenerse mientras sea un recurso profesional. Fundació S’HORT VELL procura que el perro pueda ser perro la mayor parte del tiempo. Esta premisa permite que cuando se le requiere para una actividad colabore con alegría.

Cómo se utiliza el animal como recurso

  1. Estimular la consciencia física y emocional (Consciencia del YO). Los animales viven en el aquí y el ahora. Enseñan el concepto de estar presentes. Se trabaja la consciencia personal mediante la identificación de estados de ánimo y estado físico, aumentando el autoconocimiento: ¿Cómo estoy? ¿Qué me ha pasado hoy, o esta semana, antes de venir aquí? ¿En qué estoy pensando? ¿Me duele algo? Se pretende que el cuerpo y la mente estén en sintonía con el animal, y se experimente que cualquier interferencia puede influir en esta relación.
  2. Aprender a respetar (Consciencia del TÚ, del Otro). Todas las sesiones del centro se basan en la sintonía humano-animal. Los animales son seres vivos diferentes por naturaleza, pero con similitudes. Mediante la observación se puede aprender a identificar rápidamente señales con las que transmiten información. Las personas también lo hacen con cada parte de su cuerpo, con su intención y con su actitud. Se trata de entender cuándo y cuánto hay que actuar; ser más efectivos y menos abusivos con nuestras acciones. Este trabajo permite entender y establecer una relación más estrecha, no sólo con el animal, sino también con uno mismo y con los demás.
  3. Experimentar la cohesión de grupo (Consciencia del Nosotros, de manada). Los movimientos de la manada de caballos suelen ser armónicos y coordinados; los perros, en grupo o individualmente, tienen sus propias formas de comunicarse. Los humanos, como seres sociales, se comunican con el lenguaje verbal y no verbal; los animales utilizan el lenguaje no verbal. Los movimientos de los perros y los caballos, en grupo o individualmente, contienen sus propias formas de comunicarse. Si se aprende a observar y practicar cómo se transmiten la información, el humano puede experimentar con la ayuda de los animales una cohesión de grupo o consciencia de manada. Esta experiencia revela la importancia del lenguaje no verbal y del beneficio de integrarse y convivir en un grupo.

Galería de fotos

Intervenciones asistidas con animales (perros)

Vídeo

Oferta de trabajo, psicólogo/a

Oferta de trabajo: psicólogo/a especialista en Intervenciones asistidas con caballos

PLAZA YA CUBIERTA

Especialista en Intervenciones asistidas con caballos

Se busca incorporar a nuestro equipo de trabajo, a tiempo parcial, un/a psicólogo/a especialista en Intervenciones asistidas con caballos y con experiencia acreditada en este campo.

Las personas interesadas que cumplan los requisitos anteriores pueden enviar CV y carta de presentación al correo electrónico info@shortvell.org.

Entrevista de Els Dematins IB3, sobre las intervenciones asistidas con caballos

En el marco de una entrevista al microbiólogo Xavier Mesquida, presidente de Metges del Món Illes Balears, día 19 de octubre de 2022 el programa Els Dematins d’IB3 Televisió ha llevado a cabo una entrevista a Jacob Gil, gerente de S’Hort Vell, acerca de las terapias con caballos y, en general, las intervenciones asistidas con animales.

Fragmento con la entrevista a Jacob Gil

Fuente:

https://ib3.org/carta?id=84f3f9c8-4fbb-11ed-a5ea-040300000000&type=TV

Enlaces relacionados (2018):

VI Jornadas Trabajo Social UIB

VI Jornades Treball Social UIB

El martes día 15 de marzo realizamos una presentación sobre las intervenciones asistidas con animales en el Campus de la UIB, dentro de las jornadas que ha preparado el Comitè de Treball Social. Por primera vez, pudimos llevar los caballos al campus, y también nos acompañaron nuesotros perros de intervención. (Fuente de la foto destacada: UIB.)

Os dejamos algunos enlaces de interés:

@uibuniversitat

IB3 TV (1/2)

Pieza (2/2) elaborada por IB3 TV: ver aquí.

fibwi4

¿Pueden los caballos ayudarnos a ser más humanos?

¿Pueden los caballos ayudarnos a ser más humanos?

Muchos niños y jóvenes de nuestra sociedad se encuentran solos y aislados ante un mundo que se mueve a un ritmo deshumanizado y acelerado. Esta velocidad hace que en muchas ocasiones los jóvenes, sumidos en la inmediatez, carezcan de herramientas suficientes para identificar, comprender y gestionar sus emociones más allá que las que pueden proporcionar unas pantallas.

La situación global en la que estamos inmersos ha modificado la progresión de las nuevas generaciones privándolas de vivir sus primeras fiestas, de ir de viaje de estudios o de vivir su primer amor o desamor. A ello debemos sumar los inherentes cambios fisiológicos propios de la edad, a los que deben enfrentarse simultáneamente a tales restricciones.

S’Hort Vell ofrece, a través de la interacción con los animales en un espacio al aire libre en plena naturaleza, acercarnos más a la observación, reflexión, experimentación, comprensión y aprendizaje de los jóvenes. Al proporcionarles herramientas básicas, como apreciar los matices de la mirada del caballo, reconocer si un perro está enfadado y cómo actuar en cada caso, tratamos de enseñarles a reconocer el valor de las emociones propias y ajenas. Mostrar a los más jóvenes que todos tenemos emociones y hacerles comprender las consecuencias que puede tener una gestión ineficaz de las mismas. También entender que cada uno es diferente, puede y debe expresar todo aquello que siente para que los demás puedan comprender una determinada conducta. La actitud transparente de los caballos nos enseña que la sinceridad nos acerca a los demás y nos permite conectar de forma mucho más real. Este entorno ofrece capacidad de expresión, empatía y respeto por los demás y por uno mismo.

En S’Hort Vell todas las sesiones están diseñadas por especialistas del ámbito social, educativo o sanitario, así como técnicos en el conocimiento y manejo de perros y caballos. En cada proyecto, se definen los objetivos junto con los responsables de los centros creando, nuestros profesionales, unas sesiones de trabajo adaptadas a las necesidades. Nos avalan 23 años de experiencia con colegios e institutos trabajando la gestión de emociones, desde infantil a secundaria, con programas que varían entre 4 y 6 sesiones por año académico.

Escuchar y acompañar a estas nuevas generaciones, sin enfrentamientos, con la capacidad de ser espejos, como hacen los caballos, les ayudaría a sentar las bases para construir, sin duda, un mundo mejor.


Este artículo se publicó día 18.09.2021 en el suplemento de Enseñanza de Diario de Mallorca.